La diferencia es el síntoma

Un tema que causa confusión y la mayoría de las ocasiones es solo para manipular, es la acción de beber o de utilizar una sustancia. Sobre esta mencionan; la capacidad de poderlo controlar, cantidad y frecuencia, dejarlo cuando uno quiera, solo lo hacen socialmente, lo hacen para molestar, etc. Como es un acto y no un síntoma, se presta a este tipo de comentarios, que solo contribuyen para dar entender que se trata de un hábito. Esto da paso a que digan que es un vicioso, que no tiene fuerza de voluntad, etc. Pero si se habla de la compulsión al uso de alcohol o drogas, todo cambia. Como es un síntoma no hay forma de controlarlo, nada tiene que ver cantidad o frecuencia, uso social, etc., lo único que se puede hacer al respecto es dar tratamiento. Al mismo tiempo nos avisa, al igual que cualquier otro síntoma, que hay un padecimiento de fondo. Es importante ya no caer en discusiones de la acción de utilizar y mencionar que no es un síntoma, para no seguir contribuyendo a la ignorancia de que no se trata de un padecimiento físico. Dr. Francisco A. Cantú

 

Source: https://web.facebook.com/francisco.cantu.1...